Tarapacá presente por un mejor futuro – Columna de opinión, Seremi de Educación (s) Liliana Valenzuela.

0
97

Tarapacá presente por un mejor futuro – Columna de opinión, Seremi de Educación (s) Liliana Valenzuela.

La asistencia escolar, además de constituir una condición clave para que las y los estudiantes desarrollen conocimientos, habilidades y actitudes durante su formación estudiantil, contribuye al desarrollo socioafectivo y promueve hábitos fundamentales para la vida futura, como la responsabilidad.

La falta de presencialidad durante la pandemia interrumpió los procesos educativos en todos los niveles, lo que significa hoy un desafío para la política pública y el país en su conjunto, en el trabajo de recuperar la confianza en volver a la sala de clases, así como revincular a las y los estudiantes que se separaron del sistema, afectando su trayectoria educativa.

Embarcados en esta tarea y respondiendo a las estrategias del Plan de Reactivación Educativa del Mineduc, con relación a los datos de su Centro de Estudios, durante marzo de 2023, Tarapacá logró disminuir la inasistencia grave en sus establecimientos en un 7%. Es decir, que 5.697 estudiantes incrementaron su presencialidad durante el pasado mes, alcanzando el nivel de asistencia normal, que corresponde al 85% de las clases del mes. Un avance para este retorno, comparado con la realidad de marzo de 2022, cuando la inasistencia grave llegó al 34% en la región.

De una matrícula regional de 80.415 estudiantes en 2022, 27.409 alumnos no lograron la asistencia normal. Mientras que, durante marzo recién pasado, este indicador disminuyó a 21.712 estudiantes, lo que corresponde al 27% de un universo de 81.622 alumnos, lo que arroja una disminución del 7% en cuanto a inasistencia grave.

Desde el año pasado que la reactivación es nuestra prioridad, redoblando los esfuerzos en la revinculación y asistencia. Para ello nos encontramos en la conformación de equipos territoriales dedicados exclusivamente a esta finalidad, contemplando a nivel nacional a 1.300 profesionales y gestores que se desplegarán en todas las comunas del país, con el propósito de traer de vuelta a las y los estudiantes a las salas de clases y promover la asistencia sistemática a las aulas.

Este trabajo -realizado en articulación con las municipalidades, servicios públicos y organizaciones sociales- permitirá ir a buscar a estudiantes que han abandonado las escuelas y a aquellos con inasistencia crónica, y promover en las familias y comunidades una mayor concientización sobre los efectos de la inasistencia y la exclusión escolar.

Dichas estrategias y acciones estarán dirigidas tanto a las comunidades educativas como al territorio, se sumarán a los reportes periódicos que seguirá entregando el Mineduc con información personalizada de estudiantes excluidos del sistema y en riesgo de exclusión, los que se envían a cada establecimiento del país y que han servido para que los equipos directivos tomen acciones para enfrentar estos problemas.

Es tarea de toda la sociedad contribuir a la revinculación educativa desde sus escenarios, impulsando a formar conciencia de la importancia de asistir a clases, así como de fortalecer las redes con la comunidad, posicionando nuevamente a la escuela como un espacio significativo y comunitario, fundamental en el desarrollo de aprendizajes, relaciones interpersonales y experiencias constructivas.