Avances históricos para la clase trabajadora

0
15

Daniel Quinteros Rojas
Delegado presidencial regional de Tarapacá

La masacre de la Escuela Santa María de Iquique marcó un antes y un después en la lucha por los derechos laborales. El 21 de diciembre de 1907 se manifestó la fuerza de las y los trabajadores en una huelga pacífica que buscaba mejorar las condiciones laborales, la que fue brutalmente reprimida. A más de un siglo de distancia, recordamos y honramos la valentía de quienes se atrevieron a levantar la voz por un trato más digno y un mundo más justo. Por eso, desde el Gobierno del Presidente Gabriel Boric reafirmamos una vez más nuestro compromiso de trabajar incansablemente por el bienestar de la clase obrera.

En estos casi dos años de gobierno, hemos logrado avances históricos como la promulgación de la Ley de 40 Horas, que reconoce el valor del tiempo libre, la importancia del descanso y la necesidad de equilibrar la vida laboral con la personal para construir una sociedad más humana y sostenible. Así también, con esfuerzo y determinación, hemos logrado un aumento del salario mínimo sin precedentes, para garantizar sueldos justos que permitan a las familias vivir con dignidad, llegar a fin de mes, cubrir sus necesidades básicas y aspirar a una mejor calidad de vida. Y con ese mismo compromiso y convicción, ahora debemos superar en conjunto uno de los dolores más apremiantes y urgentes de nuestro país: la reforma del sistema de pensiones. Conscientes de la urgencia de esta tarea, hemos trabajado arduamente para diseñar un sistema que asegure pensiones dignas y justas para todos los chilenos y chilenas.

Con ese fin, como Gobierno hemos ingresado nuevas indicaciones al proyecto de ley de Reforma Previsional. Son enmiendas que recogen aportes realizados por distintos sectores políticos y sociales en los espacios de diálogo generados durante este año, como la mesa técnica, los diálogos sociales y la mesa con partidos políticos, reflejando la voluntad de diálogo y de buscar acuerdos que ha tenido nuestro Gobierno. Las modificaciones plantean, entre otros aspectos, una nueva forma para distribuir la cotización adicional del 6% de cargo del empleador: un punto para fortalecer el empleo y la formalidad laboral de las mujeres, dos puntos a las cuentas de capitalización individual para robustecer el ahorro personal y tres puntos porcentuales que se destinarán al Seguro Social que crea la reforma.

Como Gobierno estamos comprometidos con la construcción de un Chile más equitativo, donde la dignidad, la solidaridad y la justicia social sean los pilares que sostengan nuestro desarrollo. En ese camino, a más de un siglo de la matanza de la Escuela Santa María recordamos y valoramos el rol fundamental que han desempeñado los trabajadores y trabajadoras de Tarapacá en la construcción de un futuro mejor, donde los derechos fundamentales de las y los trabajadores sean respetados, donde la equidad sea la norma y donde el bienestar de todos sea la meta compartida.