Cuatro jóvenes que asesinaron a una anciana fueron entregados por sus propios padres.

0
66

Linda Frickey tenía 73 años y planeaba su retiro junto a su esposo para dentro de un mes: así podrían pasar más tiempo con su nieta. Pero sus sueños fueron truncados mientras trataban de robar su auto, al ser arrastrada por éste y confirmarse su muerte en la misma escena del crimen. Ahora, cuatro adolescentes han sido acusados del horripilante suceso. Un adolescente de 17 años, una adolescente de 16 y dos 15, han sido detenidos y se encuentran en el Juvenile Justice Intervention Center bajo el cargo de acusación de asesinato en segundo grado, según confirmó el departamento de policía de Nueva Orleans, NOPD.Puesto que los sospechosos son menores, no se dieron a conocer sus nombres, ni sus fotos han sido compartidas.

«La madre de una de las sospechosas de quince años, entregó a su hija a la policía. Horas después, esa misma noche, las autoridades localizaron y arrestaron al varón y a otra de las sospechosas tras recibir más información de boca de los padres del muchacho», escribió la NOPD. «La última sospechosa se entregó la mañana siguiente», día 22 de marzo.

La policía no dudó en alabar la reacción de los padres: «Fue una decisión terriblemente difícil la que tuvieron que tomar estos padres y quiero agradecerles el que hicieran lo correcto», comentó la superintendente Shaun Ferguson en una conferencia de prensa ayer martes. «Es enormemente doloroso tener que entregar a tu hijo, a quien nunca educaste para algo así».

Testigos del siniestro trataron de intervenir, pero nada pudieron hacer contra el fatal desenlace: «¡Deténganse! ¡Están arrastrando a alguien! Pero él siguió manejando, arrastrándola de forma temeraria. Cero empatía por los seres humanos», comentó Todd Ecker al canal WDSU.

FOTOGRAFIA DE LA VICTIMA  FACEBOOK