XeroJardinería

0
34

Proyecto Xerojardinería desarrollado por la UNAP propone uso de especies nativas para el manejo de las áreas verdes en las ciudades costeras
• Iniciativa cuenta con el respaldo del Gobierno Regional y el Consejo Regional de Tarapacá, a través de fondos FIC.

Iquique, marzo 2024.- Un equipo de investigadores de la Universidad Arturo Prat (UNAP), desarrolla el proyecto XeroJardinería, enfocado en especies nativas del desierto costero. Con respaldo del Gobierno Regional y el Consejo Regional de Tarapacá, a través de fondos FIC, busca transformar la gestión de áreas verdes públicas hacia un modelo paisajístico de eficiencia hídrica, sustentabilidad ambiental e integración social.
XeroJardinería, palabra que se deriva de Xerófitas plantas que crecen con poca agua, es un proyecto liderado por el Ing. Agrónomo Dr. José Delatorre y busca cambiar un paradigma, aprovechando la rica flora del desierto costero y promoviendo la conservación de especies nativas. El proyecto se centra en la transformación de áreas verdes públicas de alto consumo hídrico hacia un modelo paisajístico eficiente, sustentable e integrador, lo que influiría directamente en los altos costos por pagos de agua que tienen anualmente los municipios.
Además de generar ahorros significativos en el consumo de agua y costos de mantenimiento, esta iniciativa promueve la integración social al involucrar a la comunidad en la gestión y cuidado de sus espacios verdes, es decir, convierte a los ciudadanos en productores de plantas nativas, se fortalece el sentido de pertenencia y se fomenta la identidad regional.
Al respecto el Dr. José Delatorre, comentó. “Normalmente, la mayoría de la población tiende a creer que cuando se habla de paisajismo de zonas desérticas, que las únicas especies que se pueden utilizar son las cactáceas, además de materiales solidos como piedras y arenas. Sin embargo, existe una amplia y rica flora del desierto costero donde se destacan, Nolanas, Drosanthemum, Daleas, Montea, Grindelias, Oxalis, Copiapoas, entre muchas plantas xerófitas que viven con poca agua, aproximadamente un tercio de una planta tradicional. Esta propuesta además tiene la virtud de permitir la conservación de estas especies, cuya sobrevivencia se encuentra afectada por el cambio climático”.
A la iniciativa se han integrado la Municipalidad de Iquique, COANIL y la junta vecinal Nueva Victoria a través de sus clubes de adultos mayores. La innovación busca generar un modelo que ponga en valor patrimonial y ambiental las especies vegetales nativas desérticas, cuya belleza paisajística se constituirían además en un nuevo atractivo turístico regional generando una identidad regional. Como consecuencia del ahorro de agua se podrán implementar nuevas áreas verdes que permita aumentar la cantidad de m2 por habitante. Es este contexto la región y particularmente la comuna de Iquique, se pone a la cabeza en la búsqueda de soluciones innovadoras que permitan a más personas disfrutar de un ambiente grato junto con el ahorro de agua.
El proyecto también apunta a establecer una normativa que promueva el uso de especies con bajo consumo de agua en la construcción de espacios públicos, como parques, ciclovías y edificaciones. A nivel local, contempla intervenciones específicas en áreas urbanas de Iquique, como la rotonda de Chipana, Cavancha y la población Nueva Victoria, con el objetivo de crear entornos más sustentables y resilientes.