Corfo y UST inauguraron incubadora de negocios que beneficiará a 90 emprendedores

0
61

Proyecto es el primero que se desarrolla en la Región de Tarapacá, con una inversión de 414 millones de pesos.

Aportar a la sofisticación de la actividad productiva, a través de la innovación, la ciencia y la tecnología, creando soluciones desde el conocimiento local, con potencial de escalabilidad a otros sectores o mercados, es uno de los principales objetivos de “Inncuba GT: Incubamos a los Gigantes de Tarapacá”, iniciativa apoyada por Corfo y ejecutada por la Universidad Santo Tomás, sede Iquique.

La incubadora de negocios fue inaugurada por autoridades regionales y nacionales, en una ceremonia en que se destacó las oportunidades que representa el proyecto para el ecosistema de emprendimiento e innovación de Tarapacá. El centro operará en el edificio CAAP UST, ubicado en San Martín 439 (4° piso), y tiene una inversión de 414 millones de pesos en un plazo de tres años, proyectando a 90 emprendedores durante el proceso (3 ciclos). Los recursos de Corfo alcanzan a $ 240 millones, mientras que el aporte del beneficiario se eleva a $ 174 millones.

En el acto de inicio participó la Subgerenta de Ecosistema de Emprendimiento de Corfo, María Patricia Cruz, quien precisó que “esta incubadora no es tan solo la primera en Tarapacá, sino que también en la zona norte. De esta manera, ya contamos con un total de 11 incubadoras a nivel nacional, con el propósito de entregar servicios y acompañamiento especializado en materias de emprendimiento e innovación”.

También intervino la Directora Regional de Corfo, Catalina Cortés, quien aseguró que “de esta forma estamos potenciando nuestro ecosistema para capacitarlos en el desarrollo de nuevas ideas, con una mirada territorial, sustentable y comprometida con medio ambiente”. Palabras similares, tuvieron la Directora del IP CFT de Santo Tomás, Karen Araya; y la Directora de la Dirección de Fomento e Industria (DIFOI), del Gobierno Regional, Carolina Quinteros.

En paralelo a la gestión propia de la incubadora, también se contemplan una serie de actividades abiertas, tales como seminarios, talleres, workshop, ferias de innovación, mentorías especializadas, orientación y apoyo para proyectos con potencial para la postulación a fuentes de financiamiento.

El proceso incubación comprende un periodo promedio entre 10 a 12 meses, dependiendo de las etapas, características y necesidades de cada uno de los emprendimientos. Su objetivo es la entrega de servicios especializados que apoyan desde el diseño de modelos de negocios hasta el acceso a redes con potenciales inversionistas.

Según los resultados del Benchmarking de Incubadoras de Corfo 2022, el cual midió el impacto de estas entidades durante 2021, se reportaron 869 emprendimientos atendidos. Según el estudio, el desempeño del portafolio general obtuvo ventas por un total de 102 mil 872 millones de pesos y levantamiento de capital por 33 mil millones. Para el caso de las exportaciones, las ganancias reportadas por los emprendimientos atendidos fueron 7 mil millones, junto a la generación de 1.283 nuevos empleos.

Al analizar las ventas por antigüedad de los emprendimientos que ingresan y son apoyados por las incubadoras de negocios, queda en evidencia que durante los primeros dos años sus ventas anuales crecen sobre un 50%, aumentando en hasta un 80% al tercer año. Lo anterior, es un claro indicador del impacto que tiene este modelo al fomento productivo de las regiones y a la actividad económica nacional”.