Un gobierno “doctorado” en indultos

0
167

El gobierno de Gabriel Boric se ha caracterizado por ser el que ha otorgado mayor cantidad de indultos, en apenas un año de su gestión. En efecto, durante el 2022 hubo 16 beneficiados, lo que convirtió al año pasado en el con más decretos de esta naturaleza desde 2006, es decir, un récord de 17 indultos, desde el primer gobierno de la expresidenta Bachelet cuando hubo 39 indultados en toda su gestión.

Los 16 decretos entregados en 2022 corresponden a los 12 indultos a presos del 18-O, al perdón de la pena al ex frentista Jorge Mateluna y a 2 indultos humanitarios otorgados por Boric. Un decimosexto indulto correspondería a uno humanitario entregado por el ex Presidente Piñera antes del 11 de marzo.

Cabe recordar que en noviembre de 2021, Boric marcó su posición sobre los presos del 18-O, de cara a la segunda vuelta. “No se puede indultar a una persona que quemó una iglesia o una pyme, o que saqueó un supermercado”, dijo en La Red.

Trece meses más tarde, como Presidente, y acorde a su política de volteretas, firmó indultos particulares al condenado por el ataque a la catedral de Puerto Montt y a un sentenciado por participar de un saqueo y portar una molotov. El indulto a 12 presos del 18-O y al ex frentista Jorge Mateluna, detenido tras el asalto de un banco y que nada tenía que ver con el estallido, transita en línea distinta al discurso que levantó Boric desde la derrota en el plebiscito, marcado por el control del orden público, la prioridad de los chilenos en las encuestas y un factor que ha horado su popularidad.

De acuerdo a los indicativos de la encuesta Cadem, a principios de este año, el 62% rechazaba la liberación de los presos de la revuelta y el 56% estimaba que eran delincuentes, mientras Boric afirmaba que los beneficiados “son jóvenes que no son delincuentes”.

La región de Atacama tiene directa relación con esta política de indultos de Boric, debido al caso particular de Luis Castillo Opazo, condenado por atacar la oficina de Copiapó del Registro Civil (un órgano auxiliar de Justicia).

Este tema no pasa inadvertido a las críticas ni siquiera para gente de su propio sector, como ocurrió con el ex presidente del PPD y ex senador, Guido Girardi, quien dijo que la lista convocada por la izquierda para la elección de los futuros consejeros constituyentes era nada menos que “la lista de los indultos”, aludiendo a la conjunción de los partidos ligados al gobierno, como el Frente Amplio y el Partido Comunista.

En consecuencia, Boric enfrenta el inicio de este 2023 con el nivel más alto de rechazo de que se tenga registro para un gobierno que lleva apenas 11 meses; lo que complica aún más la situación es que los ciudadanos no le creen lo que dice y dudan de sus capacidades político-técnicas para resolver los problemas que los aquejan, como lo evidencian todas las encuestas. Este no es solo un tema ideológico sino algo personal, que no se resuelve con cambios ministeriales solamente. Es el presidente el interpelado y que tiene que hacer un esfuerzo por cambiar y terminar de asumir el cargo para el cual fue elegido.