Comunidad indígena de Huarasiña denuncia daños a su canal de regadío

0
17

Cuantiosos y millonarios daños en el canal de regadío que abastecen sus chacras, denunció la Comunidad Indígena Aymara de Huarasiña, comuna de Huara. Desconocidos, usando al parecer motosierras, cortaron varios paños de la tubería que conduce agua a los cultivos.
La situación que fue verificada en terreno por el consejero ADI (Área de Desarrollo Indígena) Ellas Mamani Cáceres junto a fiscalizadores de proyectos UMA Conadi de la Unap y el concejal Carlos Carvajal; ha provocado un perjuicio incalculable a los productores agrícolas de esa localidad de la comuna de Huara, por cuanto las bajadas de agua del reciente invierno altiplánico dañaron bocatomas y bloquearon tramos del ducto con los sedimentos que arrastró el agua.

El equipo de profesionales de la Universidad Arturo Prat realizó una inspección al canal de regadío el cual corresponde a un proyecto UMA del año 2018 financiado por la Conadi. En su informe se detalla que «la revisión del canal de tubería HDPE corrugada doble pared de 18″ evidencia que hubo intervención de particulares, realizando cortes en su parte superior (discontinuos) de 34 centímetros aproximados de ancho y entre 2 a 3 metros de largo».
El informe recalca que esa intervención «afecta negativamente ya que el asentamiento de los taludes contrae las tuberías y los cortes reducen su resistencia».

Soledad Relos, presidenta de la Comunidad Indígena de Huarasiña, manifestó que el daño sufrido en la canalización es bastante, ya que por un lado está la destrucción provocada por las fuertes bajadas de agua lo que se suma a los cortes realizados en las tuberías HDPE.
«Tenemos los antecedentes para decir que lo hicieron comuneros e integrantes de la junta de vecinos. Este es un proyecto de la comunidad indigena que fue intervenido por gente ajena y sin autorización».
Por tal motivo la Comunidad Indígena iniciará las acciones legales correspondientes aportando en tribunales toda la información y pruebas de quienes fueron los responsables.

Por su parte el consejero ADI de la ecozona Tarapacá Bajo, Elias Mamani. indicó que se concretó esta visita a fin de verificar la situación producida en una obra de infraestructura de riego financiada por Conadi la cual es propiedad de la Comunidad Indígena Aymara de Huarasiña.
Resumió que el invierno altiplánico dañó bocatomas de la infraestructura y se requiere apoyar con maquinaria las faenas para restablecer el flujo de agua a los cultivos de hortalizas y alfalfa.
Añadió que comprobó la intervención de un particular que cortó el ducto en distintos tramos, situación que amerita acciones judiciales. «Una función como consejero ADI es velar por el eficiente uso de los recursos fiscales. Aquí se vio la intervención de un particular en un proyecto que es de la comunidad, causando daños al romper gran parte de la tubería. Eso genera varios perjuicios y conlleva acciones judiciales».
Mientras que el concejal Carlos Carvajal Gallardo indicó que se debe actuar para esclarecer quiénes fueron los autores del perjuicio al sistema conductor de aguas para regadío e igualmente indicó que insistirá para que la alcaldía destine la maquinaria municipal al poblado, a fín de recuperar las tomas de agua y restablecer el normal regadío de los sembrados. Enfatizó que desde febrero la directiva de la comunidad indígena ha enviado oficios al municipio solicitando el apoyo del equipamiento sin que hasta la fecha se le entregue una respuesta a tal requerimiento.