Pisagua, territorio de museo de memoria

0
22

Corporación presentó proyecto al delegado presidencial Daniel Quinteros

La Corporación Museo de Pisagua se reunió con el delegado presidencial regional de Tarapacá, Daniel Quinteros, para entregarle detallada información sobre el proyecto “Plan Integral de la Memoria de Pisagua o Pisagua, Territorio de Museo de Memoria”, que se enmarca dentro de los espacios de resignificación de la violencia y visibilizarían de las víctimas de hechos que por su crueldad y magnitud, marcaron la historia de nuestros pueblos; como el caso de Pisagua.
Quinteros informó que en la reunión se revisó el proyecto que “ha nacido desde la comunidad y que busca restituir el carácter histórico y la memoria que existe hoy en nuestra región, particularmente en la localidad de Pisagua”. En ese sentido, el delegado señaló: “Sabemos que los vecinos y las vecinas tienen distintas demandas con miras hacia el desarrollo futuro de una comunidad tan pujante como Pisagua y tan importante para nuestra historia. Por lo mismo, hemos acordado el poder tener una mesa de trabajo con la cual podemos abordar los diferentes desafíos que tenemos para Pisagua, tanto para recuperar su sentido histórico como para proyectar un Pisagua que mira al futuro con alegría y con esperanza”.

MUSEO INTEGRAL
Para Luis Caroca, presidente de la Corporación Museo Pisagua, proyectó que la idea es desarrollar un proyecto “territorio memoria”, es decir, un proyecto integral que no está situado en un solo recinto delimitado por una barrera física, no es un parque acotado, sino que pretende integrar la vida cotidiana del territorio y de sus habitantes.
“Con Freddy Alonso diseñamos un proyecto integral para hacer un museo in situ de Pisagua. Lo llamamos proyecto integral porque pensamos que cada uno de los puntos que fueron relevantes para nosotros, los sobrevivientes de Pisagua, tienen que tener relación el uno con el otro, es decir, comunicar lo que sucedió allí, porque de esta forma va tomando integralidad. Han pasado 50 años donde sufrimos la ignominia en ese lugar, la tortura, los fusilamientos, las desapariciones, que no se pueden olvidar. Pensamos que esto debe tener un fin pedagógico que permita que nuevas generaciones no olviden lo que allí sucedió”, dijo Caroca.