Rector, junto al CUECH, presentó iniciativa a la Convención Constitucional que crea un estatuto constitucional para universidades estatales regionales y de zonas extremas

0
83

Este jueves se reunieron en la sede de la Convención Constitucional en Santiago, como representantes de las universidades estatales, regionales y de zonas extremas, los rectores, de la Universidad de Chile Ennio Vivaldi, el rector de la UNAP Alberto Martínez, el rector de la UTA, Emilio Rodríguez, el rector de la Universidad de Valparaíso Osvaldo Corrales y la directora Ejecutiva Alejandra Contreras CUECH, junto a otras autoridades.
En esta instancia los rectores presentaron a la presidenta de la Convención, María Elisa Quinteros, la iniciativa que pretende agregar al texto de la nueva Constitución una norma que señale, entre otras cosas, que “es deber del Estado de sostener a las Universidades regionales, asegurar la libertad de cátedra y garantizar la pertinencia territorial e interculturalidad…”.
En la actividad también participaron algunos convencionales de escaños reservados que forman parte de la Coordinadora Plurinacional y Popular, entre ellos, Wilfredo Bacian, constituyente del pueblo Quechua y uno de los principales promotores del proyecto. Bacian señaló la importancia de que las universidades que se encuentran fuera de Santiago estén al servicio de lo que cada región necesita, comparándolo con la situación de los pueblos originarios y su supervivencia.
“Como sabemos, ellas (las universidades) están aquejadas de un desfinanciamiento crónico, de un abandono del Estado, creemos que las universidades deben financiarse de los procesos descentralizadores que pretendemos plasmar en esta nueva constitución (…) La ciencia no se hace solo desde Europa ni desde la capital y en los particular los pueblos originarios de las regiones hemos sobrevivido durante miles de años en estas tierras, por lo tanto, portamos un conocimiento que debe ser relegado y valorado en un proceso de cambio climático y crisis ambiental a nivel mundial”, comentó el Constituyente.
El rector de la Universidad Arturo Prat, Alberto Martínez, quien también es uno de los impulsores de la iniciativa, señaló por su parte que esta es una oportunidad histórica para que las universidades regionales estatales puedan cambiar la realidad de las últimas décadas, emplazando al Estado a que se haga cargo de darles una mano, pues generan una vinculación que aporta en el desarrollo de los territorios.
“Nosotros hoy competimos no sólo por los estudiantes, competimos por los recursos, por los académicos para formar nuestras claustros, competimos con una infinidad de situaciones que consideramos que no corresponden”, señaló el rector UNAP.
Sumado a lo anterior, los rectores destacaron y agradecieron a los convencionales pertenecientes a pueblos originarios por impulsar esta iniciativa, que según señala el rector “le da un sentido potente a lo que es el rol de las Universidades estatales”.
Por su parte María Elisa Quinteros, presidenta de la Convención, se comprometió a revisar la iniciativa y al mismo tiempo pidió apoyo a los rectores en el proceso de consulta indígena que se realizará entre febrero y marzo.