#ChileCambio, ¿por qué Chile se convirtió de un oasis a una olla en ebullición?

0 15

El Chile que conocíamos hasta el 18 de octubre quedo atrás, ese Chile que era un modelo para una convulsionada América Latina, con altos indices de desarrollo y alto pib percapita, escondía una dura realidad para la mayoría de sus habitantes.

Estaba claro que el modelo económico neo liberal, que funciono durante 30 años, se iba a agotar en algún momento. Según datos de la fundación SOL, INE y SII, el 53,4% de  los Chilenos gana menos de 350 mil pesos, considerando que son 301.000 el sueldo mínimo. Es esta «desigualdad», entre una masa de personas y trabajadores que ganan tan poco, con respecto a unos pocos que ganan mucho,es lo que provoca rabia, frustración… ganas de salir a la calle y protestar porque no alcanza siquiera para comer, porque si sufren una enfermedad, pierden el trabajo y sin posibilidad de costear un tratamiento, porque no hay posibilidades de adquirir una casa propia y otras cosas más.

Este proceso de 30 años, funcionó mientras había una generación que aceptaba en forma sumisa las normas y reglas impuestas por una clase política y por el recuerdo de la represión de un gobierno militar o dictadura.

Sin embargo, una nueva generación, que nació en la década de los noventa, no tenía esas normas de comportamientos de orden, respeto y a veces incluso de «sumisión». Es esta generación que en un estado de mayor acceso a la educación, de mayor rebeldía en algunos casos, la que ha estallado en la calles.

Es esta nueva generación, disruptiva, con cosas positivas y también negativas, la que ha liderado la gran mayoría de las protestas en forma «pacífica», eso hay que reconocerlo. Es esta generación que también ha perdido el respeto hacia algunas instituciones, que se han visto envuelta en escándalos y robos.

Incluso esta nueva generación ha llegado al parlamento, con diputados que en su gran mayoría tienen ideologías «añejas y fracasadas» y que no saben lo mínimo de leyes, solo se dejan llevar por el ímpetu de la juventud, ignorando las reglas mínimas de civilidad democrática y también las normas que los habilitan como honorables.

La gente en la calle tiene rabia, rabia hacia el que tiene más, rabia de años de explotación por parte del modelo, rabia porque solo pueden adquirir los artículos de consumo que se exhiben en los spot de televisión, por medio de prestamos y créditos, rabia hacia las deudas y los bancos que los persiguen.

Se habla de un nuevo pacto social, nueva constituyente y ese camino esta mal!, porque las modificaciones sociales requieren tiempo y deben ser graduales, muchos de los que protestan no tienen la mas mínima idea de como funciona la economía y creen en que los cambios deben ser «de golpe» y así no funcionan las cosas.

Lo que mas necesita este país es paz y acuerdos democráticos a corto y mediano plazo, no de lideres que piensan en seguir protestando, locutores y animadores que hechan mas leña al fuego, gremios y sindicatos que quieren sacar réditos por la contingencia social.

Si no se logra la paz y los acuerdos, mas temprano que tarde, empezará la baja en la inversión, el desempleo y por supuesto la fuga de los cerebros, que se irán a otros países a rehacer su vida, lejos del caos.

 

 

admin

View all contributions by admin

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *